Reserva

Pompeya

Pompeya tiene orígenes muy antiguas, casi cuanto Roma. Rica en monumentos y plazas, es quizás la ciudad del Belpaese más que cada otra en que la historia vive y se cuenta bajo los ojos encantados de millones de turistas. No tengas miedo, aunque si tienes poco tiempo a disposición o sólo eres de paso por trabajo puedes visitar Pompeya.
Dedicáis a un día entero a las Excavaciones de Pompeya y despues una regeneradora parada por una tapa después de haber visitado la Villa de los Misterios y el Santuario del Virgo del Rosario.

EXCAVACIONES DE POMPEYA
Esta es la perfecta opción si tienes a disposicion un medio dia o un dia entero para aprovechar y visitar las excavaciones de Pompeya. Mejor llevar zapatos cómodos y traer un bocadillo, agua, smartphone por las fotos, crema solar de verano y paraguas de invierno...Hay mucho que ver y hace falta caminar.

EL FORO Y EL TEMPLO DE APOLO
Entrando desde la calle Marina tienes la oportunidad de mirar todo el centro antiguo de las antigua ciudad de Pompeya. El Foro era el corazón pulsante de la ciudad, polo religioso económico y cultural, Ágora de los debates políticos que inflamaron la población. En el II siglo a.C. el Foro fue ampliado: la tradicional pavimentación de toba fue reemplazada por la de travertino, abundantemente todavía utilizado hoy, la plaza se enriqueció de numerosas tiendas artesanas y edificios públicos. Al centro surge el templo de Apolo, uno de los edificios de culto más antiguo de Pompeya. En este lugar se adoraron muchas divinidades entre cuyo Apolo y Mercurio. Las estatuitas halladas se encuentran al Museo Arqueológico de Nápoles.

EL ANFITEATRO
El Anfiteatro es seguramente la construcción de piedra más antigua y su descubrimiento se remonta al 80 a.C.. Fue teatro de sangrientas batallas entre gladiatorios y tiene un aforo de 20.000 espectadores; para llegar pueden alcanzarlo fácilmente del Foro embocando via dell'Abbondanza. El acceso a la arena era por una galería, la cripta està conectada a cuatro diferentes entradas. A diferencia de los otros anfiteatros romanos aquel pompeyano no tiene galerías, en la parte superior son visibles los agujeros utilizados para sustentar la cobertura de la arena de modo que se pudieran proteger a los espectadores del sol, del demasiado calor y de la lluvia.

CASA DEL FAUNO
Si eres un amante de la historia antigua, no puedes perderte absolutamente la Casa del Fauno, se encuentra poco lejos del Foro, en "Via della Fortuna". Esta antigua villa romana ocupa dentro de las excavaciones arqueológicas unos 3000 metros cuadrados, y es una de las viviendas más antiguas y majestuosas de la ciudad. Su tamaño deja pensar que le perteneciera a un exponente de relieve de la nobleza romana. Debe su nombre al Fauno, divinidad romana de los bosques y la naturaleza, su pequeña estatua bronceada se encuentra en el pasillo al centro del impluvio. Circundada por amplios jardines, la estructura es caracterizada de más entradas. La puerta a la derecha introduje a entornos de empleo personal: los baños, el establo, las termas y la cocina. En cambio la puerta izquierda abre al sector de representación. Los suelos son revestidos por mosaicos mientras las decoraciones remontan al primero estilo pompeyano.

El centro de la vivienda fue adornado por un mosaico que representa la victoria de Alessandro Magno sobre Darío rey de Persia, actualmente en exhibición al museo de Nápoles. Pequeña curiosidad, se piensa que la villa le había pertenecido al nieto del tirano Silla.

TEATRO GRANDE
Situado a poca distancia de la Casa del Fauno y del Santuario, el Teatro Grande fue construido en el II siglo a.C.. Las tribunas de herradura fueron realizadas explotando la cavidad de la pendiente. La estructura pudo acoger acerca de 5.000 espectadores, a cada uno era reservado un número. La gradería superior està dividida en 7 sectores y està sustentada por un pasillo en forma de anillo. La escalinata estaba protegida por un muro que sustentó el velario, un telón móvil que arregló los espectadores de los temporales. La escena fue equipada de estatuas y mármoles. En este lugar fueron representadas las célebres comedias de Plauto y Terenzio. El teatro todavía es muy activo, recientemente han sido llevadas en escena a obras del calibre del Boheme de Puccini y la Carmen de Bizet.

SANTUARIO DEL VIRGO, VILLA DE LOS MISTERIOS Y COCINA LOCAL
¿Qué ver a Pompeya en un solo día? Las excavaciones son la primera opción. La segunda, en cambio, te permitirá de probar otros aspectos de Pompeya: compras, gastronomía, relajamiento sin olvidar los monumentos históricos.

EL SANTUARIO DEL VIRGO DEL ROSARIO
El Santuario fue fundado por Bartolo Longo, el benefactor a que es titulada la homónima plaza que hospeda la catedral. Es uno de los mayores centros de devoción mariano en Italia, el 8 de mayo y el primero domingo de octubre acoge centenares de millares de peregrinos procedentes de cada parte del mundo para celebrar la Súplica a la Virgen de Pompeya: la oración escrita por Bartolo Longo està transmitida por radio y tv de todo el mundo. El monumento fue construido entre el 1876 y el 1891 bajo la dirección del arquitecto Antonio Cua, en fin reemplazado por Giovanni Rispoli, ha sido ampliado más veces en el curso de los siglos para recibir el enorme flujo de fieles que todavía van hoy a visitar el cuadro de la Virgen. Sobre a la pintura quiero contarte una anécdota. Se cuenta que una joven mujer enferma de una grave forma de epilepsia, fue al Santuario para preguntarle al Virgo de ser curada y parece que el milagro ocurrió por de veras, he aquí uno de los motivos por que el sitio atrae millones de viajeros. La basílica es a cruz con tres naves acompañadas por tres altares que se unen tras el ábside. La nave central culmina en una cúpula altos 57 metros. Como un guarda nunca adormecido a pocos pasos de la catedral descuela el campanario, planeado por Arístides y Piadoso Leonori, imponente en los suyos 5 planes. Con un sólo mirada podrás admirar el Vesubio, las Excavaciones y el entero golfo de Nápoles. Aquí puedes encontrar todas las informaciones que te sirven, los horarios de visita y de las celebraciones.

VILLA DE LOS MISTERIOS
La Villa de los Misterios es uno de los sitios más visitado de Pompeya, sobre todo por la serie de frescos que enseñan los misterios dionisíacos de los cuales aun hoy se ignora el real sentido. Caracterizada de más de setenta entornos elegantemente decorados y pintados, mucho dioses cuáles fueron utilizados por cenas y acontecimientos mundanos. El edificio se encuentra fuera de las paredes antiguas de la ciudad, pero si quieres el misterio y estás deseoso de empujarte más allá de los confines del conocido éste es el sitio justo por ti. Hay un debate todavía abierto entre los estudiosos: algunos creen que la mujer representada en las pinturas estaba para ser iniciada al ritual dionisíaco, otros sustentan que es preparada sencillamente por la boda.

ENTRE COMPRAS Y GASTRONOMIA LOCAL
Pompeya también ofrece espléndidos panoramas de donde es posible admirar el Vesubio y el entero golfo de Nápoles. Indudablemente no tiene que perder la vista impresionante sobre las excavaciones de Pompeya que sólo puedes admirar del cuarto piso del Hotel del Sole, dónde puede relajarse después de los largos paseos entre las bellezas de Pompeya. Estoy hablándote de Hermes cafè, un restaurante dónde degustar especialidad de la gastronomía local y una sala bar dónde paladear un cóctel a tema gozando de un panorama único al mundo. Te aconsejo pararte al Hermes Cafè al ocaso, por una tapa, serás secuestrado de la belleza de los colores y las luces que acarician el Vesubio y las Ruinas de Pompeya. Si aun tienes tiempo para caminar puedes descubrir la ciudad, entre una tienda de souvenir y la otra, con un poquito de atención podrás encontrar pequeñas tiendas artesanas especializadas en la producción del camafeo, una joya sacada por la incisión de una piedra estratificada, generalmente de ónix. La decoración de estos collares solicita técnica y una precisión de que los maestros artesanos pompeyanos son muy expertos.